La inseguridad crece

Rubén Ortínez Zavala

Es difícil entender el cuestionamiento que algunos países hacen al pueblo Venezolano por su crisis política que ha ocasionado más de 100 muertos, mientras esos países se debaten entre la inseguridad, la corrupción y el narcotráfico.

En México, en el sexenio de Felipe Calderón, el 2011 fue el año más sangriento. Sin embargo, en lo que va de este sexenio esas cifras ya fueron superadas en homicidios, ejecuciones de crimen organizado, secuestro, extorsión y robo de auto.

De acuerdo a las estadísticas preliminares del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en 2016, se registraron 23,953 homicidios. Es decir, el año pasado hubo 20 homicidios por cada 100 mil habitantes a nivel nacional.

El mes de julio de 2017., ha sido el mes con más asesinatos en lo que va de este sexenio. El Sistema Nacional de Seguridad Pública reportó 2,073 víctimas haciendo un total de 12,376 homicidios en dieciséis estados de la Republica. El aumento se agudizó en Baja California, Chihuahua, Colima, Guerrero, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Tamaulipas y Veracruz.

Lo paradójico de este gran problema que padecemos es que mientras la inseguridad creció en el primer semestre de este año, de acuerdo a cifras de la SHCP, el gasto neto pagado del gobierno federal supero en 33 mil 246 millones de pesos al programado, llegando a un total de 2 billones 531,222 millones de pesos, destacando los recursos destinados al combate a la delincuencia, la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal y el Sistema Nacional Anticorrupción.

Por lo que se refiere a la inseguridad en carreteras, de acuerdo con información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica, en el primer trimestre de 2017., más de la mitad de los 1,110 asaltos carreteros denunciados en el país ocurrieron en vialidades de Tlaxcala y Puebla. 321 en Tlaxcala y 348 en Puebla.

Las unidades de carga fueron las más asaltadas. 279 en Tlaxcala y 345 en Puebla, motivo por el cual el municipio de Puebla recientemente está gestionando ante el Congreso la autorización de un financiamiento por 80 millones de pesos para atender este grave problema.

En conclusión, amigas y amigos lectores, es evidente que la inseguridad debe ser una prioridad para ser atendida en muchos estados de la Republica. Sin embargo las acciones aisladas difícilmente tendrán resultados por lo que valdría la pena que se firmara un acuerdo de concertación de acciones entre los estados de la región para que se den resultados en el corto plazo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*