Propósitos para 2018

Alfonso Sánchez Anaya

Este año es eminentemente político, se renovaran tres mil cuatrocientos dieciséis cargos de elección popular.

Presidente de la República, Senadores, Diputados Federales y Estatales, 8 Gobernadores y el jefe (a) de gobierno de la ciudad de México y más de 1700 cargos de elección en el nivel local.

De acuerdo a las cifras del Instituto Nacional Electoral, más de ochenta y siete millones de personas podrán votar el primero de julio de 2018.

No obstante que se ha perdido, en buena medida la credibilidad, en los partidos y en los políticos; la gente se organiza y participa como militante, activista o simpatizante en torno a las elecciones.

En el año 2012 votaron el 64% del padrón electoral, es decir, la mayoría de los ciudadanos acudió a las urnas a ejercer su derecho a votar para elegir a sus representantes.

Con base a lo anterior, seguramente uno de los propósitos para el 2018 es decidir a quien a por quien se va a votar.

La ideología hace tiempo que ya no es el factor fundamental para decidir nuestra preferencia electoral.

Actualmente los partidos políticos que se decían de izquierda se aliaron con la derecha como es el caso del PRD-PAN-Movimiento ciudadano y los de derecha se agrupan con la izquierda, el ejemplo es la coalición de MORENA, PT y partido Encuentro Social.

Continúa la lucha política por el poder, como ha sido siempre; sin embargo, la diferencia estará en quien o quienes los representan y sus propuestas para resolver los problemas más serios que enfrenta nuestro hermoso país, señalo los siguientes:

  • La impunidad
  • La corrupción
  • La inseguridad
  • El empleo
  • El desarrollo económico
  • La educación
  • La salud
  • El campo-producción de alimentos
  • El combate a la pobreza
  • La desigualdad
  • Los derechos humanos
  • Los feminicidios
  • La equidad de genero
  • Entre otros

Menciono algunos indicadores que se deben tomar en cuenta sobre los candidatos.

 Quien es, cuál es su trayectoria, cuál es su formación personal y familiar.

Cuál ha sido su comportamiento y sus acciones a lo largo de su vida en la participación social y política.

Es congruente en su forma de pensar y de actuar.

El candidato es humano, honesto, responsable, trabajador, respetuoso, veraz, con experiencia, conoce la problemática de su entorno.

Debemos observar dentro de los rasgos negativos si es una persona prepotente, con ambición de poder, en busca de su beneficio personal, miente, es deshonesto, malintencionado, entre otros.

En los próximos comentarios de cada semana dedicare el análisis de las propuestas más importantes que presentaron cada una de las tres coaliciones al momento de su registro ante el INE.

Aprovecho este espacio para desearles a todos mis paisanos Apizaquences, a usted y a su familia un año próspero y pleno de satisfacciones.

Muchas gracias.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*