Pleitos temporales y daños permanentes

Por: Homero Meneses H.

Tres temas deseo tratar con mis dos amables y únicos lectores. Primero. – La lucha por el segundo lugar en la contienda presidencial sigue con mucha fuerza y de la manera más sucia. El PRI-Gobierno utiliza a las instituciones para aniquilar a sus adversarios, el problema no es que se investigue a al candidato del PAN a la Presidencia el joven Ricardo Anaya, quien muy probablemente si haya cometido el delito de lavado de dinero; sino que la justicia es selectiva con fines políticos, no se investiga el caso Odebrecht por el cual el PRI recibió millones de pesos para campañas y beneficios personales, tampoco se investiga el socavón en la autopista de Cuernavaca, menos se investigan los desvíos millonarios que Rosario Robles orquestó en SEDESOL y SEDATU y de los cuales se acusa también, y creo que con razón, a José Antonio Meade candidato del PRI. La lucha por ese segundo lugar es encarnizada, porque quien sobreviva será apoyado por los anti AMLO, es decir, es una lucha muy dura, pero sólo es temporal. Para mayo y junio estarán trabajando juntos, para impedir que López Obrador llegue a la presidencia.

Segundo.- El escándalo por mera ineficiencia o franca corrupción otra vez ensucio al gobierno priista del estado, se repartieron para la temporada de primavera chamarras rojas en tallas pequeñas y de baja calidad para los niños y niñas de Tlaxcala que cursan educación básica, se trata de recursos públicos mal utilizados; pero me parece que el tema debe dar para una reflexión más profunda, sucede que hay una tendencia nacional por entregar uniformes, chamaras y útiles escolares de manera gratuita, la intención es noble, pero creo que se trata sólo de una puerta más para el paternalismo, el populismo, la demagogia, la corrupción y la simulación. Creo que deberíamos preguntarnos como maestros y padres de familia ¿Cuál es el beneficio de que los alumnos porten uniforme? ¿En qué beneficia para el logro de aprendizajes? Se ha dicho que eso ayuda a prevenir la discriminación, pero creo que debemos enseñar a los niños a respetar de la misma forma a quien viste ropa de moda que a quien viste ropa sencilla; que es para seguridad, pues creo que la sociedad debiera cuidar a los niños por el sólo hecho de serlo; que es para la disciplina, pues que manera tan superficial y militar de fomentarla, la disciplina debe ser una forma de vida y no un estándar de ropa.  Ojalá algún día se dé ese debate, en tanto, se nos dice que ya podemos solicitar el cambio de chamarras, claro, con cargo al erario y sin sanción para los omisos.

Tercero y, para terminar.- Una vergüenza el lugar al que han llevado por intereses personales al Instituto de Acceso a Información y Protección de Datos Personales (IAIP), los comisionados no pelean por garantizar el pleno acceso a la información pública, sino que luchan por el hueso, su confrontación es mezquina y dicen (ellos) es de fuera, pero no indican de donde viene, no les tiembla la voz para acusar, pero tartamudean si se les piden nombres. Estoy seguro de que se trata del sistema, es la propia clase política la que pulverizó el sistema estatal anticorrupción y ahora aniquila a la IAIP, en tanto los servidores públicos actuaran con total impunida den época electoral. Una vergüenza lo que pasa en Tlaxcala, vivimos tiempos de ingobernabilidad institucional.

De por ahí…

  • En noviembre del 2017 autoridades escolares y responsable médico del Centro de Atención Múltiple 01, reportaron que en las bolsas de fríjol tenían gorgojo y que en el amaranto había excremento de ratones (Política Tlaxcala 21/11/18 disponible en https://goo.gl/WGLL88), además, la senadora Lorena Cuéllar denunció diversas irregularidades en el mismo mes de noviembre con afectaciones millonarias y riesgo en la salud de los menores de edad. La empresa presuntamente responsable es INSYALlM S.A. de C.V. Lo curioso es que, a pesar de todas esas irregularidades, el actual gobierno priista renovó el contrato con esta empresa, se dice que esa empresa tiene vínculos con el exgobernador Mariano González Zarur. Desde luego no hay investigación por parte de las contralorías internas y menos un pronunciamiento de la empresa. La impunidad sigue siendo la constante en Tlaxcala.

Twitter@HomeroMeneses

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*