Precampañas e intercampañas

Por Alfonso Sánchez Anaya

En el Congreso de la Nación se ha modificado en diversas legislaturas la ley electoral, desde 1988 a la fecha, anteriormente las precampañas se realizaban hacia el interior de los partidos políticos. En la década de los 90’s habían cuando menos dos contendientes en cada partido político, actualmente, desde mi óptica, con las reformas electorales se han hecho modificaciones que no siempre han resultado para mejorar, como ahora observamos que en la etapa de precampaña se registró un solo candidato, ya sea como candidato independiente, o en cada una de las coaliciones.

A mi juicio son campañas disfrazadas, que brindan la oportunidad a los precandidatos cuando menos para posicionarse o reposicionarse con los innumerables spots en radio, TV, propaganda  política en periódicos y revistas.

Las precampañas están reguladas por el INE, que audita la organización de reuniones y concentraciones, sin lugar a dudas tienen un costo que paga el pueblo y en ocasiones lo abruma.

Las inter-campañas tienen limitaciones por ello, estas llamadas precampañas se aprovecharon y utilizaron para denostar y descalificar a los adversarios de las tres coaliciones.

Las encuestas difundidas en esta etapa de precampaña para Presidente de la República muestran el mejor posicionamiento electoral de cada candidato o candidata.

El ataque mediático entre la coalición “Por México al Frente” integrado por el PRD, MOVIMIENTO CIUDADANO y el PAN, y los partidos VERDE ECOLOGISTA, PANAL y el PRI  con la coalición “Todos Por México” pretenden desgastar a Anaya que ocupa el segundo lugar de esta manera su intención es colocar a Meade en dicho lugar, ya que la coalición “Juntos Haremos Historia” entre los partidos ENCUENTRO SOCIAL, PARTIDO DEL TRABAJO y MORENA, de acuerdo a la mayoría de las encuestas, ocupa el primer lugar.

Esta envestida en los medios por parte de los partidos PRI-VERDE-PANAL se conoce como guerra sucia.

Esta lamentable situación ha beneficiado a los independientes, sobre todo a Margarita Zavala y disgusta o cuando menos desconcierta a los electores.

Hemos vivido campañas de descalificación y ataques que manipulan a los ciudadanos a través de la propaganda política y los espacios en medios de comunicación a los que tienen derecho los partidos que solo desorientan la opinión pública y por supuesto el voto.

El 30 de marzo de manera formal inician las campañas políticas con el registro de los candidatos o candidatas de los partidos y coaliciones más los independientes. El periodo de las campañas políticas para los aspirantes a la presidencia y gubernaturas tendrá una duración de tres meses, los senadores y diputados federales dos meses y diputados locales, presidentes municipales y regidores un mes.

Deseo en verdad equivocarme creo que sobre todo los partidos que están en el poder sea federal, estatal o municipal ya se encuentran en el análisis de la estrategia y preparan su artillería, cañonazos, bombas y disparos no con argumentos y compromisos  concretos y realistas sino con regalos, presiones y dinero.

Recuerden que no importa el estatus económico, todos los ciudadanos tenemos el derecho de votar y que nuestro voto se respete y no al vil atropello de la dignidad.

Como señala la publicidad del Instituto Nacional Electoral: porque me importa mi país, salgamos a votar con libertad y en paz, de acuerdo a nuestros principios y preferencia electoral con el candidato o candidata que nos inspire la confianza y certeza de que es un buen ciudadano, responsable y de trabajo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*