Se fue un gobierno y llega otro con grandes desafíos

Rubén Ortínez

Sin duda alguna el año 2018 fue un año que cambiará el rumbo del país para bien o para mal, dependiendo de cómo nos vaya a cada uno en el año nuevo que estamos iniciando.

A nadie le queda duda de que 2018, ha sido el año donde la ciudadanía agraviada, determinó que quienes gobernaron por tantos años no podían gozar de otra oportunidad y decidieron darle la oportunidad a la izquierda con el arribo de Andrés Manuel López Obrador.

Esta elección quedó marcada por la violencia política que de acuerdo con el Informe de Violencia Política 2018, 130 personas fueron asesinadas durante la campaña.

A partir de la elección presidencial empezaron los cambios de fondo. Unos para bien y otros sin diagnósticos previos.

Por ejemplo, a pesar de que todavía no se había instalado el nuevo gobierno se anunció que el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), sería cancelado.

La conclusión en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se dio en agosto, para dar paso a un nuevo acuerdo entre los tres países.

El 1 de diciembre en San Lázaro, por fin llegó la hora de que Andrés Manuel López Obrador tomara protesta como presidente de la República, por lo que no sólo se presentó ante los legisladores, sino ante el pueblo que lo eligió en una ceremonia en el Zócalo de la Ciudad de México.

Con el control del Congreso, empezaron a desfilar las iniciativas que permitirán ir cumpliendo los compromisos de campaña como la baja de sueldos a altos funcionarios, el despido de miles de burócratas y la cancelación de algunas reformas estructurales como la educativa.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas y este primero de enero de 2019, se recordó que hace 25 años en Chiapas. El movimiento zapatista que le declaró la guerra al Estado mexicano.

El Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) nuevamente alza la voz y este 1° de enero de 2019, regresa al escenario político para oponerse tajantemente a la construcción del Tren Maya.

Las comandantas Berenice y Everilda desde la Selva Lacandona, declararon que “no permitirán ningún proyecto que destruya la vida de la humanidad y la muerte de la madre tierra”.

El subcomandante Moisés, vocero de la agrupación zapatista, explicó que “los planes propuestos por López Obrador afectan a la región de la Selva Lacandona”. Moisés aseguró que el movimiento zapatista no le cree a López Obrador.

El EZLN también criticó la formación de la Guardia Nacional. “Nosotros le decimos que no le creemos (…) No le tenemos miedo a su guardia nacional, que cambió de nombre, para no decir Ejército”.

Por su lado, el presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que para este año nuevo tiene como reto cumplir todos los compromisos que ha hecho con los mexicanos.

Así las cosas amigos lectores, la historia de Mexica cierra un ciclo e inicia otro llamado “La cuarta Transformación” y este año lo iniciamos con el anuncio de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), quien informó en un comunicado que a partir de hoy entra en vigor el aumento al salario mínimo el cual será de 102.68 pesos diarios.

Por todo lo anterior hago votos porque este nuevo periodo que iniciamos realmente sea de cambios que beneficien a las mayorías y que cada decisión que se tome esté sustentada en costos y beneficios, de lo contrario correremos el riesgo de que todo haya sido un espejismo político.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*