PEMEX colgada de alfileres

Por: Ruben Ortínez

Fitch Ratings bajo la calificación crediticia de Pemex de BBB positiva a ‘BBB negativa y mantuvo la perspectiva en negativa.

La calificadora dijo que “La baja en las calificaciones de Pemex refleja el deterioro continuo del perfil crediticio individual de Pemex”.

Lo que sorprende, es que la evaluadora internacional apuntó que “la perspectiva negativa de las calificaciones de Pemex refleja la posibilidad de un mayor deterioro del perfil crediticio individual de la petrolera”.

Ante esto el presidente Andrés Manuel López Obrador, se les fue encima a las calificadoras criticándolas por haber guardado un “silencio cómplice” en sexenios pasados cuando la petrolera fue “saqueada”.

Lo paradójico es que el presidente soltó en su conferencia “mañanera”, que la empresa pública  “está mejor que en los últimos 30 años porque el principal problema que tenía era la corrupción y ya se está limpiando”.

Agrego que “Pemex tiene mucha fortaleza, no les alcanzó a estos ambiciosos para terminar de destruir a Pemex, sólo pudieron entregar el 20% del potencial de Pemex, el potencial que significa la riqueza petrolera de la nación”.

Por su lado la industria petrolera privada recomendó al nuevo gobierno seguir con el modelo de la reforma energética, a través de más subastas y asociaciones de Pemex con privados, para calmar a  las calificadoras y al sector financiero.

Una de las investigadoras más prestigiadas internacionalmente, Lourdes Melgar, investigadora del Instituto Tecnológico de Massachusetts, declaro a Forbes México que “El gobierno quiere hacer una refinería, un negocio que no es rentable. Preocupa que Pemex ya no va a aguas profundas, que no va a desarrollar recursos no convencionales (shale), además de que pospuso farm-outs con empresas que inyectaron recursos importantes en miles de millones de dólares. Esa oportunidad ya la cerró el gobierno al decir que no habrá más licitaciones. Vamos a ver si efectivamente se concretan los farm-outs pendientes“.

Fitch argumento que para efectuar esta baja considero que hay una “generación negativa persistente de flujo de fondos libre” y una “subinversión en exploración y producción”.

Fitch refirió, que el gobierno ha tenido una reacción lenta para fortalecer su perfil crediticio y eso  significa que “ha fallado en reconocer la viabilidad del perfil financiero de la compañía y/o la importancia estratégica que representa para el gobierno y para el país”.

El impacto financiero ante la  reducción de la calificación, genero un alza del dólar, que pasó  en pocos minutos de 18.98 a 19.14 pesos.

En conclusión amigas y amigos lectores, la baja de la calificadora a PEMEX por parte de Fitch, deja claro esta empresa está colgada de alfileres y prende focos amarillos al nuevo gobierno. Por ello es obligado en primer lugar aceptar que hay que dar un giro a la política energética para evitar perder el grado de inversión por lo que se estima conveniente contratar asesores financieros especialistas que diseñen un plan energético de gran calado para evitar que se afecte la calificación soberana del país.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*