En marcha la guerra de estrategias políticas para 2018

 Rubén Ortínez Zavala

Todo mundo habla de estrategias políticas.

Pues hablemos de estrategias políticas.

Estrategia política, es la utilización del poder para lograr los objetivos, eludiendo los conflictos y así ganar la contienda.

De acuerdo a declaraciones del presidente del PAN, se dice que la renuncia de Margarita Zavala obedece a una estrategia del PRI para fracturar al PAN y debilitar al Frente conformado por el PAN, el PRD y el MC.

Por su lado, el ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle dejo claro que  “no nos engañemos, Margarita Zavala -como candidata independiente- no le restará votos ni al PRI ni a Andrés Manuel López Obrador, ella le restará votos al PAN y por ende le quitará votos a la eventual coalición”.

Si aplicamos esta teoría a la renuncia de Margarita Zavala es evidente que su salida eludió los conflictos internos del PAN y buscara ir logrando sus objetivos aunque estos no necesariamente la conducirán a la silla presidencial pero si puede incidir a que otro llegue al poder negociando que su equipo sea parte no solo del gabinete que gobierne a partir de 2018, sino también de quienes ocuparan los escaños que estarán vacantes en el Congreso de la Unión.

Con la puesta en marcha de los objetivos políticos se va tejiendo la estrategia,  logrando poco a poco implementar las líneas de acción dentro de las que destacan  el mantener a los medios de comunicación publicando cada movimiento para que la ciudadanía valore día a día los compromisos asumidos que permitan generar confianza.

Parte de la estrategia política de Margarita Zavala es mantener los canales de comunicación abiertos y no  cerrarse al dialogo. Así lo ha hecho saber en sus últimas declaraciones.

Su retirada para algunos fue honorable y para otros fue dolorosa e incluso caprichosa pero sin duda alguna para muchos fue solo un repliegue para armar sus cuadros y escoger a sus mejores tácticos políticamente hablando.

Sus cuadros se empiezan a pronunciar como los 5 exgobernadores panistas que mandaron todo su respaldo a Margarita Zavala a través de una carta firmada conjuntamente.

El presidente del senado Ernesto Cordero ya público su respaldo al igual que otros cuatro senadores y los cuadros que conforman el calderonismo no tardan en pronunciarse.

Por lo que se refiere al PRI, su Comité Ejecutivo Nacional ya cito a su Consejo Político Nacional (CPN), para el próximo de 11 de octubre y aunque muchos dicen que no se definirá el método de selección de su candidato, es evidente que para la mayoría ese tema debe estar como máxima prioridad en la agenda.

La cita es a partir de las 18:00 horas, y se espera que los procedimientos para la postulación  a diputados federales y senadurías queden definidas para dar el disparo de salida.

También se prevé que se autorice al CEN para  publicar las convocatorias para elegir a los candidatos a Gobernador en los Estados de Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán, y para la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.

Todo apunta que la disciplina priista es parte de la estrategia política que le ha dado resultados y en la próxima contienda no será la excepción.

La estrategia de MORENA se centra en un cuarto de guerra compuesto por un selecto grupo de empresarios elegidos como asesores por Andrés Manuel López Obrador entre los que llama la atención el nombre de Marcos Fastlicht Sakler, suegro de Emilio Azcárraga Jean.

El, coordinador de la estrategia de AMLO hacia las elecciones presidenciales es Alfonso Romo Garza, quien pertenece a la familia  del Grupo Monterrey.

Otro asesor importante de López Obrador es Miguel Torruco. El ex Secretario de Turismo de la Ciudad de México, mantiene  vínculos con la familia Slim -una de las grandes beneficiadas por los negocios inmobiliarios en la ciudad- cuando su hija se casó con Carlos Slim Jr.

Estos grandes empresarios, tienen a su cargo la elaboración del programa y la estrategia del MORENA y su vínculo con la clase empresarial y con las grandes televisoras, deja claro que la estrategia de MORENA es que estos sectores validen su programa de gobierno y lo lleven al poder.

Así las cosas amigas y amigos lectores, es claro que la lucha por el poder será de tercios pero no dejemos a un lado a los independientes porque darán la batalla aunque yo concluyo que la estrategia que todos están aplicando es dividir a sus oponentes para fraccionar al electorado y así la competencia sea cerrada para llegar a definiciones en tribunales electorales.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*