Feria y buen Fin

América Montoya

Lunes 13 de noviembre de 2017

A la Feria de Tlaxcala, en su edición de este 2017, le restan siete días para terminar. Casi un mes en el que los organizadores acercaron a los ciudadanos del estado y visitantes de otras ciudades, con comerciantes, empresarios y artistas.

Más del 95% de los eventos programados del 27 de octubre al 20 de noviembre son gratuitos y en general, el desarrollo de los mismos ha logrado reunir a cientos en diferentes sedes, como las calles y el Zócalo de la capital, la plaza de toros Jorge Aguilar “El Ranchero”, el Teatro Xicohténcatl y el propio recinto en donde se llevaron a cabo bailes populares, charreadas, tienta de vaquillas, concursos diversos, festivales gastronómicos, audiciones musicales, eventos infantiles, desfile de modas, etc.

Los ciudadanos podrían no quejarse por ver de manera gratuita a algunas celebridades como Yuri, Paulina Rubio, Pandora o la Maldita Vecindad, por mencionar algunas; porque entre esos eventos gratuitos, se preocuparon por complacer a diferentes auditorios y gustos.

También hay quienes no quedaron contentos del todo por ejemplo con algunos festejos taurinos, alguien conocedor de las corridas expresó “corrida de expectación, novillada de decepción” al referirse a una de ellas, por el tamaño y presencia de los astados.

El caso es que hay de todo, y si, también un negrito en el arroz, uno que año con año pone en jaque a los visitantes.

El servicio de estacionamiento en casas, terrenos y negocios que se ubican en la periferia del recinto y que no se encuentran regulados, pues aunque los municipios colindantes –Tlaxcala y San Juan Totolac- hagan o intenten hacer “lo propio”; existe una zona en incertidumbre ante la indefinición de los límites territoriales, y entonces los dueños de dichos establecimientos hacen su agosto.

No está mal, que para todos haya buenas ventas en tiempo de feria; lo malo es que no sólo lo hacen en sus propiedades, pues prácticamente se adueñan de las calles y aunque cobran lo que quieren por el estacionamiento, no responden ante daños o pérdidas en los vehículos.

Como dije, año con año se vive la misma historia, y también año con año escuchamos a las autoridades en turno decir que ”están en pláticas” para establecer límites. Mientras la feria, está cerca de terminar.

Aun con todo, si no ha tenido la oportunidad de disfrutar la feria anual del estado, aún hay tiempo, una semana; por cierto en la víspera del denominado “Buen Fin”.

Durante cuatro días, se pretende reactivar la economía y procurar mayor calidad de vida a las familias con lo que se supone, sería el fin de semana más barato del año.

Como siempre, cada quien sabe sus necesidades y capacidad de pago, y seguro que a todos nos han recomendado pensar bien qué comprar y en qué condiciones. Darse tiempo de comparar precios antes de esa fecha y ver que muchas ofertas en realidad no lo son.

Gracias por leerme cada semana en este espacio.

Hasta la próxima, si no pasa otra cosa.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*