Urgente un pacto de crecimiento económico

Por: Rubén Ortínez Zavala

Para todos los especialistas financieros es claro que la economía crecerá por debajo del 2% este 2019. Esto derivado de las pérdidas acumuladas por las políticas implementadas contra la corrupción.

El sector empresarial estimó pérdidas diarias por 1,000 millones de pesos, y los bloqueos realizados por el magisterio generaron pérdidas por 25,000 mdp.

A todos nos queda claro que el crecimiento del producto Interno Bruto es vital para una economía y si crece significa empleos y bienestar pero si no crece, significa menos empleos.

En los últimos 10 años la economía mexicana creció a un promedio de 2.1 por ciento y los 3 tres años crecimos 2.9% en 2016, 2.1 % en 2017 y 2 % en 2018.

La expectativa viene a la baja y así lo han publicado, Bank of America y Citibanamex quienes anunciaron un ajuste a la baja de 2 a 1 por ciento y de 1.7 a 1.4 por ciento respectivamente.

Los factores de riesgo de esta baja según los analistas son:

1.-La caída de la producción y de sus ingresos de Pemex.

2) Los ajustes al nuevo salario mínimo.

3.-La incertidumbre que los mercados perciben del actual gobierno en cuestión económica.

4) Las perspectivas económicas para Estados Unidos.

En conclusión amigas y amigos lectores,  el crecimiento económico  no depende de la voluntad o los buenos deseos, depende de  las variables macroeconómicas como la inflación, el tipo de cambio, la tasa de interés, el precio del petróleo, y de los niveles de inversión entre otros.

Por ello es urgente que el nuevo gobierno empiece a centrar sus acciones en cómo atraer inversiones haciendo un pacto con el sector privado dejando a un lado la cacería de brujas que a nadie beneficia.