El paradigma del desempleo y la reforma laboral

El paradigma del desempleo y la reforma laboral

 

Por: Rubén Ortínez

Tlaxcala, Tlax; 25 de abril de 2019 (Pulso) De acuerdo a información de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, 2018 cerró con 488,000 demandas individuales y en más del 50% se refieren a los despidos injustificados, el otorgamiento de pensiones y la devolución de fondos para el retiro.
La Academia Mexicana del Derecho Procesal del Trabajo en México señala que de esos 488,000 juicios laborales muchos de ellos no están ni cerca de solucionarse.
Lo anterior explica porque los congresistas de la unión americana están presionando para que la reforma laborar d México sea aprobada como condicionante para aprobar el nuevo Tratado de Libre Comercio.
La presión es fuerte. Poe ello el día de ayer fue aprobado en comisiones el dictamen de reforma laboral, el cual considera que los juicios individuales no duren más de 45 días naturales en lugar d los 3 o 5 años que tardan las juntas de conciliación y arbitraje en resolver una demanda.
Mientras esto sucede, en marzo de este año la tasa de desocupación en México se ubicó en 3.6% siendo el nivel más alto desde 2016.
Esta tasa de desocupación es el porcentaje de la PEA que no trabajó ni siquiera una hora a la semana.
Las entidades con mayores tasas de desocupación son: Tabasco, con 7.4 por ciento; Ciudad de México, 4.8%; Durango, 4.6 % y Estado de México, 4.3 %.
Lo alarmante es que la Tasa de Informalidad Laboral se ubicó en 57.1% de la población ocupada en marzo de 2019.
Ante estas cifras nada halagüeñas, todos se preguntan por qué desaparecieron el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) cuando solamente entre 2014 y 2018, el Inadem y el Fondo Nacional Emprendedor (FNE) destinaron poco más de 33,000 millones de pesos a inyecciones de capital para 74,000 pequeñas y medianas empresas.