Ironía en la fiesta e Hilda la torera

Ironía en la fiesta e Hilda la torera

Guerrera, perseverante, educada, gran romántica a la fiesta brava, abogada por cierto, pero sobre todo alma y pundonor, así llamaré a Hilda la torera

Escasa era la afición en la corrida del Relicario para ver a seis toreras, que ligereza de los taurinos, seis valientes que han luchado por una oportunidad, la llamaron la corrida histórica por que actuaban seis damas en este festejo, quizá la empresa se imaginó que al acartelar seismujeres sería una gran novedad e imán de entrada, no fue así nuevamente fría la taquilla.

Quizá la tauromaquia en el Relicario, no surja como antaño, que difícil será si no hay proyecto a seguir.

3 de mayo día de la santa cruz, fecha importante para la espiritualidad católica, fecha que vuelve a caer Hilda la torera, percance que quizá haga reflexionar a esta gran gladiadora taurina, que su futuro no,sean los ruedos, o quizá con ese amor a la conmemoración taurina sea una gran embajadora de luchar por que esta fiesta culta no acabe, nuevamente México el taurino y no taurino voltearon a ver a la tauromaquia por una desgracia y no por un gran triunfo de Hilda la torera.

Mi reconocimiento y admiración torera, y lo digo torera con letras de oro, hoy más allá de palabras, demostraste aquellos incrédulos, que los toros bravos no son un retozo, que se juega la vida en un ruedo el que pretende hacer arte, que son momentos en que cae el ser humano o el animal, que al toro bravo se le guarda respeto, hoy te toco a ti Hilda la torera a través de tu caída, ser el medio para decirles a quienes presumimos de ser taurinos que la fiesta brava está viva, que es un momento de reflexión y honestidad primero para ti  y después para aquellos que mueven los intereses de la fiesta más culta.

Hilda la torera fuerza y mucha fe, solo Dios dirá que pasará mañana, después del ayer de la desgracia.

Luis Mariano Andalco