Los costos de no asistir a la Cumbre del G-20

Los costos de no asistir a la Cumbre del G-20

Por: Rubén Ortínez 

La Cumbre del G20 que se llevará a cabo los días 28 y 29 de este mes de junio en Osaka, Japón, destacará porque por primera vez en décadas el presidente de México no asistirá. Sin embargo, si asistirán  líderes de 19 países y la Unión Europea (UE).

Los países que conforman la G20 son: Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, México, República de Corea, República de Sudáfrica, Rusia, Arabia Saudita, Turquía, Reino Unido, Estados Unidos de América, con una representación de la Unión Europea que cuenta como miembro número 20.

Es difícil entender por qué el presidente de México no quiere asistir considerando que las 19 naciones que si asistirán representan el 80% del Producto Bruto global.

Tal vez no asiste porque las calificadoras internacionales le han bajado la calificación soberana y la Cumbre del G20 es una reunión sobre mercados financieros y economía mundial.

Tal vez no asiste porque las cumbres del G-20 tratan temas como  la macroeconomía, el comercio,  cambio climático, Energía, salud, migración y refugiados.

En esta próxima Cumbre del G-20, las prioridades serán:

1.- El crecimiento económico y la reducción de las desigualdades

2.- Problemas mundiales como el cambio climático y el vertido de plásticos a los océanos

3.- Los desafíos del envejecimiento de la sociedad.

El presidente de México dijo que no irá pues explicó que dicha decisión se debe a que no quiere que haya una confrontación directa por el tema de la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

En su representación asistirá el súper secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard y el titular de la SHCP.

El presidente de México ha dicho que su gobierno se distanciaría de la política exterior de los últimos años, que era más bien pragmática.

Juan Carlos Barrón, investigador del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN), de la UNAM  apunta que la política exterior de AMLO es algo diferente.

«La política de AMLO parecería estar asociada más con valores morales asociados al impulso de la justicia, el combate a la desigualdad y la corrupción. Parecería que esos principios, más que el de no intervención, lo rigen en una búsqueda de coherencia en las políticas exterior e interior».

Para el académico del CISAN, es difícil de entender por qué AMLO prefiere pasar por alto foros tan importantes como el G20.

El analista del CISAN considera que «Estos encuentros pueden ser una perdedera de tiempo y dinero en la que solo van para tomarse la foto. Pero, si se usan bien, son una herramienta diplomática invaluable, un espacio privilegiado donde se puede negociar formal e informalmente».

Así las cosas amigos lectores, si el presidente no asiste a la Cumbre del G-20 para muchos no es importante, pero para otros, dejara pasar la mejor oportunidad de tender lazos económicos que le den una alternativa para diversificar nuestra economía, sobre todo a raíz de que acabamos de pasar el trago amargo de evitar la aplicación de aranceles anunciada por Donald Trump, donde los migrantes fueron la moneda de cambio.

En conclusión, la no asistencia del presidente a esta cumbre dejará a muchos con un mal sabor de boca y que no nos sorprenda que  las calificadoras crediticias vuelvan a prender focos amarillos y que los inversionistas internacionales mantengan su desconfianza para invertir en México.