Cuando las cosas se terminan

Lunes 25 de agosto 2019

Ni hablar, aunque no quisiéramos, a veces llega el momento de decir adiós a las cosas, a las circunstancias, a los tiempos, o a las personas, etc. y aunque parezca difícil es necesario ver hacia adelante, aprovechar las nuevas oportunidades y buscar otros comienzos.

Estos recientes días, terminaron varias; por ejemplo, los juegos de verano que organizan desde hace 35 años en la comunidad de Cuauhtelulpan y cuyo objetivo es promover la participación de los jóvenes y adultos en disciplinas como el fútbol, básquetbol y voleibol, por cierto que tuvo muy buena participación de nada más y nada menos que 31 equipos que incluyeron a más de 400 personas de dicha comunidad. Pero aunque terminaron, a todos los que aprovecharon la oportunidad les quedará un buen sabor de boca, la experiencia de hacer deporte y convivir en familia.

Otro final aunque duela, es el de las vacaciones de verano, así que este lunes, tendrán que levantarse temprano 386 mil 457 alumnos que asistirán a las 2 mil 622 escuelas de todos los niveles educativos. Aparte de ellos, más de 35 mil trabajadores relacionados con el sector. Por triste que parezca, quienes disfrutaron al máximo estas semanas, seguirán rumiando los buenos momentos. Y quienes estrenan grado escolar, seguro que también tendrán nuevas expectativas de lo que viene.

En términos menos locales, terminó un ciclo en los noticieros mexicanos, al menos en la empresa Televisa; ante el despido del periodista Carlos Loret de Mola, a quien los que seguimos por la mañana, podremos hacerlo sólo por esta semana y después en sus otros espacios. Aplaudido por algunos, rechazado por otros, lo preocupante es que si se trata como algunos especulan, de una caería de periodistas por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, más que nunca, la libertad de expresión y el ejercicio libre del periodismo en México estaría en grave riesgo.

No es novedad el hecho de que el presidente mexicano hostigue a medios o periodistas que no empatan con su forma de pensar o que abiertamente señalan sus hierros. Tampoco es nuevo que desacredite investigaciones o datos diferentes a los suyos, por eso este fin, si que es lamentable, no por la persona, no por la empresa, sino por el significado en tiempo en los que los contrapesos deberían fortalecerse.

A pesar de todo, esperemos lo mejor, como decía hace algunos párrafos; nuevos comienzos, mejores cosas.

Gracias por leerme en este espacio. Hasta la próxima si no pasa otra cosa.

América Montoya

Please follow and like us:
error

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*