No uno ni dos, sino tres… tres informes

Lunes 2 de septiembre de 2019

Este 1 de septiembre la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero, entregó en la Cámara de Diputados el primer informe de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a fin de dar a los legisladores, la relación del estado que guarda el país.

Y aunque el presidente de la República sólo está obligado por Ley a entregar así el documento, si emitió desde el Palacio Nacional -como lo había anunciado- un mensaje a los mexicanos. Pero de entrada el primer detalle que todos notamos fue el letrero en la mampara, en donde se leía: TERCER INFORME DE GOBIERNO AL PUEBLO DE MÉXICO, porque efectivamente, AMLO, había aprovechado dos ocasiones anteriores para informar sobre varios temas que preocupan a los mexicanos.

Esos dos informes se dieron al cumplir 100 días de gobierno, y un segundo cuando se conmemoró un año de su triunfo en las urnas, el 1 de julio. Este 1 de septiembre, de hecho no ha transcurrido un año, apenas son nueve meses desde que asumió el poder.

Para agregar un poco a la informalidad del formato, el presidente inició su discurso sonriendo después de mostrar el documento escrito y con la frase: “no lo voy a leer todo”, lo que causó gracia a los asistentes, mismos quienes por cierto aún no terminaban de llenar las sillas en la parte trasera, a pesar de que ya el mandatario había comenzado con el saludo a la bandera.

Entre los datos proporcionados se encuentran los logros alcanzados al momento y de los que enumero: convertir la honestidad y austeridad en forma de vida y gobierno; el combate al robo del combustible que disminuyó de acuerdo a sus números en 94%; la cancelación de condonación de impuestos a bancos y grandes empresas.

También afirmó que terminaron los lujos y dispendios en el poder ejecutivo, pues recordó que ya terminaron los privilegios como sueldos altos, uso indiscriminado de personal de confianza, el fin del uso de autos, choferes y escoltas, viajes al extranjero, vuelos privados, seguros y atención médica privada y la eliminación de cajas de ahorro con cargo al erario.

También habló de la importante reducción de gastos de publicidad del gobierno, así como la cancelación de pensiones millonarias a los ex presidentes, el fin del Estado Mayor Presidencial y la eliminación -ridícula- según sus palabras, de ProMéxico.

Entre los logros destacó superar la amenaza de imponer aranceles, la liquidación de bonos ante la cancelación de la construcción del nuevo aeropuerto de la CDMX en el lago de Texcoco; detener la caída en la producción del petróleo y el cero aumento en los impuestos.

Y aquí vienen otros temas que aunque se han machacado mucho en este gobierno, a algunos no acaban de convencer, por ejemplo cuando afirma que no ha habido incremento al precio de las gasolinas “no ha aumentado en precio real”. Aunque en el bolsillo de los mexicanos se siente muy real.

Cuando habla de los más de 300 mil nuevos empleos aunque hay miles que se quedaron en el desamparo en todo el país desde la llegada de AMLO al poder.

Cuando se refiere a una sociedad más justa con la entrega de becas que significan una inversión anual de 60 mil millones de pesos; aunque miles de madres aún no consiguen que “los abuelos” les cuiden a sus hijos; aunque cientos de estudiantes que se empeñaban en tener buenos promedios, ya no lo hacen porque la justicia es darle a todos y  no a quienes se esfuerzan cada día.

Y luego algunas incongruencias, como el hecho de asegurar que este gobierno promueve el libre pensamiento y un auténtico estado de derecho y que trabaja al margen de ideologías; que el poder Ejecutivo no interviene con el Legislativo ni el Judicial y no se entromete en las decisiones de órganos autónomos y que se está transitando a una verdadera democracia.

¿Será que se refiere a la democracia practicada en Baja California, con un gobernador electo de su propio partido que de la manera más arbitraria gobernará cinco y no dos años como se había votado?, ¿será que se refiere a la división que provoca entre los ciudadanos al llamar fifís o integrantes de la mafia del poder sólo por el hecho de no coincidir con su ideología? ¿será que se refiere a la intención de desaparecer organismos autónomos? 

Cuando dice que nadie al margen de la Ley y que respeta la libertad de elección en todos los aspectos en posturas políticas e ideológicas, ¿será que habla de la aplicación de sus consultas ciudadanas a modo, y con las que afirma respeta la decisión del pueblo?

Entre los pendientes, al menos si reconoció que no ha habido crecimiento económico pero se justificó diciendo que no hay recesión, buen consuelo para los mexicanos.

Y otros pendientes, la propuesta de eliminar el fuero, la de lograr que la falsa facturación sea un delito grave y la de terminar -aunque lo veo tan complicado- terminar con la corrupción y la impunidad, causantes principales de la desigualdad, inseguridad y violencia. Los grandes pendientes de las pasadas y de ésta también que no se han resuelto a pesar de uno, dos, tres o los informes que sea.

Gracias por leerme en este espacio. Hasta la próxima si no pasa otra cosa.

América Montoya

Please follow and like us:
error

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*