La Doctrina Estrada sinónimo de letra muerta

Rubén Ortínez Zavala

LA DOCTRINA ESTRADA nace en septiembre de 1930 y lleva ese nombre en honor al secretario de relaciones exteriores de ese entonces, Genaro Estrada.

Ahora con la política exterior de México con respecto a Venezuela es importante dimensionar sus alcances.

LA DOCTRINA ESTRADA se rige bajo dos principios básicos de política exterior universal, la no intervención y la autodeterminación de los pueblos.

LA DOCTRINA ESTRADA es un instrumento pragmático que deja claro que la no intervención sirve como un obstáculo ante la ambición del gobierno para inmiscuirse en los asuntos internos de otros Estados o naciones.

LA DOCTRINA ESTRADA deja claro que un gobierno no debe establecer juicios de otros gobiernos ni calificarlos por lo que el gobierno mexicano solo debe mantener o retirar, a sus instancias diplomáticas cuando lo considere prudente.

En cuanto a derecho internacional, sin duda alguna, LA DOCTRINA ESTRADA es una de las aportaciones más valiosas de México y es posible que sea la más mayor aportación de México a nivel internacional.

Entremos en materia.

LA DOCTRINA ESTRADA la podemos analizar en dos apartados: En el primero se tiene como fundamento, el derecho que tienen los pueblos para “aceptar, mantener o sustituir a sus gobiernos o autoridades”, -como lo señala la propia Doctrina-.

La primera parte de la DOCTRINA ESTRADA se fundamenta en el principio de la no intervención, y constituye un rechazo también a las acciones intervencionistas de algunos países.

LA DOCTRINA ESTRADA obliga al Gobierno mexicano a tomar una decisión sobre el mantenimiento o el retiro de sus agentes diplomáticos después de la accesión al poder de un Gobierno por medios irregulares.

No olvidemos aquellas fechas en que México no aceptaba  la  “certificación” de los Estados Unidos por la  actuación que se tenía en el combate al tráfico de drogas.

En el caso de Venezuela hay países que piensan que si cae Venezuela por injerencias internacionales después seguirá Bolivia, Ecuador, Nicaragua y El Salvador.

En este mismo orden de ideas y ante la presión internacional China y Rusia se han pronunciado por abrir un dialogo para la paz.

En conclusión, amigas y amigos lectores, para los tiempos actuales LA DOCTRINA ESTRADA es considerada letra muerta, en virtud de que  nuestro país enfrenta nuevos desafíos internacionales bajo el contexto de una nueva política exterior.

Yo en lo personal apelo por volver a ver a México como un país escuchado con respeto en el ámbito internacional aunque el mundo globalizado diga lo contrario.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*