Suaviza alcalde accidente vehicular en Ixtacuixtla


Tlaxcala, Tlax, 13 de enero de 2020 (Rommel Pichardo)  Luego de haber chocado una de las patrullas del municipio contra una unidad de transporte público de pasajeros a la altura de la comunidad de Espíritu Santo, Rafael Altamirano de 22 años de edad, quien es oficial adscrito a la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Ixtacuixtla en Tlaxcala; fue dado de alta a pesar de que el pasado viernes ingresara a un nosocomio de la capital en estado grave.
Los hechos ocurrieron al filo de las 11:30 horas, situación que fue atendida de manera sigilosa por varios elementos de la corporación policiaca que intentaron tapar el hecho lo más rápido posible. Fue sobre la carretera que conduce al municipio de Nanacamilpa, que involucró a una unidad de transporte público de la ruta San Martín-Tepetitla-Nanacamilpa y que provocó lesiones a dos civiles quienes fueron atendidas por la ambulancia de Protección Civil (PC) municipal, que los transportaría colectivamente a un hospital.
La que a pesar de la petición de apoyo y posterior cancelación, también trasladó de urgencia e inconsciente al patrullero de la unidad P-030 -de reciente adquisición- que fue asignada a la comunidad de Atotonilco, quién presentaba golpes contusos en distintas partes de cuerpo, traumatismo cardiorespiratorio, además de posibles fracturas en el maxilar inferior y la columna vertebral.
Quién este domingo fue declarado ‘bien’ entre contradicciones por parte del edil en funciones, Rafael Zambrano Cervantes, quien suavizó el percance que involucró a una de sus patrullas nuevas «que se dio un cerrón con una colectiva», del que inicialmente negó dejara lesionados y luego corrigió al señalar que «lo que importa es la salud de las personas».
“Lo demás… lo material se puede resolver, y bueno pues hoy nos tocó a nosotros… No estamos exentos», dijo queriendo justificar; incluido el proceder de sus paramédicos, quienes llevarían de forma grupal a los heridos y que no habrían esperado a que más paramédicos arribaran al lugar para hacer el protocolo correspondiente.
Para finalizar, el edil de Ixtacuixtla dijo que la unidad siniestrada cuenta con seguro y descartó la posibilidad de que el patrullero sea despedido, ya que consideró «no fue su culpa» el choque, que afectó a los ciudadanos y el parque vehicular de esa demarcación, del que según testigos la unidad oficial tuvo toda la culpa.

Please follow and like us:
error

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*