El SNTE y MxM: la pugna por las cuotas sindicales

Por: Abelardo Carro Nava

Hace unos días, vía Twitter, Maestros Por México (grupo elbista al interior del SNTE y que se autodenominó MxM), lanzó un tuit que me pareció de lo más desafortunado: “Hacer un nuevo sindicato de maestros duele a muchos, pero ante la negativa de los actuales dirigentes a convocar a elecciones y la complacencia de la @STPS_mx, la única salida del magisterio parece ser la creación de un nuevo sindicato, que sus cuotas no vayan al @SnteNacional” (https://twitter.com/PorMaestros/status/1223217204591759366). Y digo desafortunado porque, como parece obvio, confirma lo que desde hace tiempo he venido sosteniendo, que las cuotas sindicales son la gallina de los huevos de oro en el SNTE (y en otros sindicatos) y, por las cuales, a decir de esta agrupación de maestros, se hace necesario crear otro sindicato, ¿acaso no es prioridad de una organización sindical luchar por los intereses de los trabajadores, en este caso, de la educación? – me pregunté en ese entonces y me sigo preguntando –. Porque si la prioridad son las cuotas sindicales, surgen dos preguntas que me parecen de lo más relevantes, hoy que tanto se habla de una verdadera y efectiva “democratización sindical”: ¿para que se ocupan las cuotas sindicales y cuál es destino final de dichas cuotas?

Cuestionamientos que pueden responderse de la siguiente forma; por lo que respecta al primero: si consultamos los estatutos del SNTE (de marzo de 2019), en su Artículo 24 se lee: “Las cuotas sindicales se aplicarán en forma proporcionalmente equitativa al sostenimiento de la agrupación y a la actividad sindical de sus órganos de gobierno, con base en el presupuesto anual de ingresos y egresos, garantizándose la asignación directa de participaciones a los Comités Ejecutivos Seccionales, Delegacionales, Representaciones de Centros de Trabajo y de Escuela; así como al financiamiento de las acciones y programas que el Sindicato apruebe para la consecución de sus objetivos estrictamente sindicales” (SNTE, 2019). Lo anterior significa, palabras más palabras menos, que esas cuotas se ocupan en los gastos de operación y sostenimiento de esa agrupación sindical. Sin embargo, por lo que respecta a la segunda pregunta, sobre el destino final de esas cuotas, la cosa se complica en demasía, porque no hay información que nos remita a los gastos que, semanal, mensual o anualmente, realizan los dirigentes y demás comisionados en el SNTE. Y es aquí donde la “puerca torció el rabo” porque, ante la opacidad en la rendición de cuentas de ese sindicato, sus agremiados, organizaciones civiles y el público en general, difícilmente pueden acceder y conocer cuánto ingresa, cuánto se gasta y, lo peor, de qué manera se dilapida el recurso que proviene del 1% del total del sueldo de los trabajadores de la educación (Véase los estatutos del SNTE, 2019, en su Art. 18, para confirmar el porcentaje que se le descuenta a un trabajador de la educación).

Al respecto, recuerdo que hace tiempo Aristegui Noticias, publicó una nota cuyo título dejó frío a más de uno: “El SNTE recibe más de 6 mdp diarios por cuotas sindicales” (Aristegui Noticias, 8/05/2012). En ésta se especificaba que, de conformidad con un informe oficial del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato presentado por Francisco Arriola, coordinador del Colegiado de Finanzas del SNTE y ex esposo de su ex lideresa sindical Elba Esther Gordillo, del 15 de enero al 15 de abril de 2012, el SNTE tuvo 585 millones 924 mil 480 pesos de ingreso bajo el concepto de cuotas, reportando ingresos totales por 683 millones 108 mil 489 pesos; y que más de la mitad de esos ingresos, alrededor de los 353 millones de pesos, se destinaban a pago de comisionados, viajes, hoteles, rentas, eventos, mantenimiento y conservación de inmuebles, alimentación durante cursos y talleres, compensación a delegados de su estructura gremial y personal administrativo y operacional, estudios e investigación de análisis políticos, liquidaciones, demandas y laudos. Aunado a ello, el mismo Arriola informó que 98 millones de pesos, fueron utilizados para “apoyos seccionales”, que abarcaban campañas, aviones, traslados, congresos, desplegados y difusión; mientras que otros 82 millones 493 mil pesos, fueron directamente para los gastos del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE.

Años atrás, Otto Granados, quien fuera Secretario de Educación Pública en el último tramo de gobierno peñanietista, escribió sobre este asunto y lo publicó en el periódico Crónica.com.mx con el título: “La autocracia del SNTE”. En dicha columna, el ex funcionario federal, considerando varias fuentes de diversas entidades del país, refería que, en el SNTE, ingresaban por cuotas sindicales, entre mil 126 y dos mil millones de pesos anuales, y de los cuales, el comité nacional reintegraba a las secciones un 30-35%… las secciones recibían unos 450 millones y la dirigencia nacional retenía unos mil 100 millones, de los que disponía a discrecionalidad (Granados, 9/03/2006).

Ahora bien, llegado a este momento con seguridad usted se preguntará, si solamente las cuotas sindicales son la única vía, mediante la cual, el SNTE se “sostiene y opera”. Mi respuesta es contundente: no, no es la única vía, al menos, las que se conocen y se han hecho públicas en varios medios de comunicación, nos muestran otros datos. Veamos dos ejemplos.

  1. El 8 de marzo de 2013, el periódico El Universal, publicó una nota que tituló: “SEP entregó a Sindicato 1,180 mdp en apoyos”. Según la nota, la Secretaría de Educación Pública le consintió al SNTE mil 180 millones de pesos como “apoyos y aportaciones” por “única vez” para el pago de sus congresos sindicales, campañas de comunicación sobre la Alianza por la Calidad de la Educación, y hasta por fomentar la cultura y los festejos del bicentenario de la Independencia y centenario de la Revolución (Martínez, 8/03/2103). Al respecto es importante destacar que, en tal nota, se mencionó que los recursos entregados al SNTE, eran independientes a las cuotas que entrega el gobierno federal al gremio de maestros. Obviamente, nunca existió un comunicado por parte del SNTE que desmintiera tal información.
  2. El 4 de abril de 2017, el mismo periódico, El Universal, publicó otra nota que, pareciera ser diferente a la anterior, pero craso error de mi parte, es similar: “SEP da 550 mdp a SNTE para promover reforma”. En dicha nota su autora aseguraba, que la SEP había entregado al SNTE cuando menos 550 millones de pesos para promoción y apoyo en la implementación de la reforma educativa (Moreno, 4/04/2017). Como parece obvio, no existió ningún comunicado oficial por parte del SNTE que desmintiera esa información.

En consecuencia y para no darle más vueltas al asunto, en la renovación de las Directivas Seccionales del SNTE, ¿qué está en juego?, ¿las cuotas sindicales o la lucha de los intereses de los trabajadores de la educación? Como hemos visto a lo largo de estas líneas, al parecer, estamos ante una pugna por tener y/o mantener el poder económico y político de un grupo de “sindicalistas” que, por más que se diga lo contrario, representan lo mismo. No es que sean diferentes, al fin y al cabo, por años los que ahora forman parte de MxM fueron ese SNTE y, dentro de este “nuevo” SNTE, viven y perviven las prácticas tan arraigadas e indeseables que, con Elba Esther Gordillo, se consolidaron ¿cuál nuevo o renovado Sindicato?, ¿cuál lucha por los intereses de sus agremiados?

Con negritas:

Si usted es agremiado a este Sindicato y, alguna vez ha formado parte de alguna Delegación Sindical, sabrá que recibe sus “participaciones” sindicales en efectivo y, en el mejor de los casos, en un sobre amarillo, mismas que ascienden a 25 pesos por trabajador; esto, en el mejor de los casos, conforme a la planilla o estructura de dicha delegación sindical. Esto, si bien le va, más 100 pesos para la administración del sindicato y/ para los festejos del día del maestro o eventos de navidad (convivios). Sí, así como lo leyó usted, 25 pesos por trabajador considerado en la estructura de la delegación sindical, una cifra por demás ridícula comparada con lo que el CEN del SNTE retiene para sus propios gastos. ¿Cuál democracia sindical?

Referencias:

  • Redacción AN. (8/05/2012). El SNTE recibe más de 6 mdp diarios por cuotas sindicales. Aristegui Noticias.

Recuperado de: https://aristeguinoticias.com/0805/mexico/el-snte-recibe-mas-de-6-mdp-diarios-por-cuotas-sindicales/

  • Granados, O. (9/03/2006). La autocracia del SNTE. Crónica.com.mx

Recuperado de: http://www.cronica.com.mx/notas/2006/230215.html

  • Moreno, T. (4/04/2017). SEP da 550 mdp a SNTE para promover reforma. El Uninersal.

Recuperado de: https://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/sociedad/2017/04/4/sep-da-550-mdp-snte-para-promover-reforma

  • Martínez, N. (8/03/2013). SEP entregó a sindicato 1,180 mdp en apoyos. El Universal.

Recuperado de: https://archivo.eluniversal.com.mx/nacion/204598.html

Please follow and like us:
error

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*